Veracruz  |  Tuxtepec  |  Baja California | Yucatán | Puebla | Sinaloa @xeunoticias  Facebook  Youtube
 
Noticias en imágenes       Sociedad en imágenes       Podcast       Blogs
Blogs
sábado 26 de julio del 2014 8:09 AM, Veracruz, México.
 
Portada / Últimos Blogs / Post
Generación Y: ¿Agua en exceso?

 13 feb 2012
Por: Trixia Valle Herrera

Perfil del Autor


Trixia Valle Herrera



Semblanza
Trixia Valle, autora de los best-selleres: "Cibereventón y la vida light" (Trillas) y &quo ...



Blogs Anteriores
Las dietas y modas han orillado a miles de mujeres, y ahora también hombres a realizar complicadas y restrictivas dietas buscando una figura de ensueño que los lleve a encontrar la realización en esta tierra, que pocas veces sucede por medio de la flacura… y menos cuando es excesiva.
Una de las principales creencias de las dietas consta en consumir exceso de agua, dos litros al menos o más y sin sales, sin minerales, sin nada que tenga ni la mínima posibilidad de engordar. Pero nos acaban de dar una mala noticia: ¡Inútil, preocuparse por el consumo del líquido, afirman científicos de la Universidad de Pensilvania! Y la ingesta excesiva puede ser peligrosa, pues conduce a la hiponatremia*. *Jeremy Laurance (The Independent)
La obsesión por mantenerse hidratados ha conducido a un incremento en la tasa de colapsos entre corredores. Ha sido una creencia muy arraigada entre el público: beber por lo menos ocho vasos de agua al día para mantener la salud y el bienestar. Las compañías de agua embotellada a menudo repiten esta afirmación para elevar sus ventas, pero es un mito. No hay pruebas de que beber ocho vasos de agua al día mejore la tonalidad de la piel, ayude a hacer dieta o prevenga el dolor de cabeza (excepto el de la cruda), sostienen científicos.
Investigadores estadunidenses que revisaron la evidencia concluyeron que no hay necesidad de preocuparse por el consumo de agua, ya que se obtiene mucha en otras formas: en el té, el café y otras bebidas, y en los alimentos. Se cree que el mal entendido surgió de una recomendación, emitida en 1945, de que los adultos debían consumir 2.5 litros de agua al día, un mililitro por cada caloría consumida, la cual fue subrayada por el British Medical Journal en diciembre de ese año. Sin embargo, por lo regular se olvida la parte crucial de aquella recomendación: “la mayor cantidad de esa agua está contenida en los alimentos preparados”.
Ese error es inducido por la creencia de que las bebidas con cafeína, como el té, el café y el refresco de cola, así como el alcohol, no cuentan en el total. Pero también esa idea carece de base. El té, el café y bebidas alcohólicas suaves, como la cerveza, pueden contribuir con moderación al total diario, pese a ser ligeramente diuréticas, es decir, estimulan la producción de orina.
Menos conocidos son los riesgos de beber agua en exceso, lo cual puede ser peligroso, pues conduce a la intoxicación por agua, a la hiponatremia (bajos niveles de sal) e incluso a la muerte. La obsesión por mantenerse hidratados ha conducido a una elevación de la tasa de colapsos entre corredores de fondo en la década pasada, pues beben tanta agua que se intoxican.
La revisión de las investigaciones, realizada por Dan Negoianu y Stanley Goldfarb, de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia (EU), no encontró un solo estudio que incluyera la recomendación de beber ocho vasos de agua al día.
Sin embargo, según Wikipedia, la Hiponatremia es el trastorno hidroelectrolítico definido como una concentración de sodio en sangre por debajo de 135 mmol/L. El sodio (Na) es un electrolito importante cuya concentración en el plasma sanguíneo es regulada con precisión mediante diferentes mecanismos. Se considera un trastorno fisiológicamente significativo cuando indica un estado de hipoosmolaridad y una tendencia del agua a ir desde el espacio intersticial al intracelular.
Esto fue lo que le sucedió a una amiga mía, quien después de muchos años de parecer anorexia (abstenerse por largos periodos de tiempo sin comer) y la bulimia nerviosa (comer hasta hartarse y vomitar/laxarse), también adquirío el peligroso hábito de tomar agua en exceso sin probar alimentos, lo que en más de diez ocasiones la llevaron a la sala de urgencias con un coma y riesgo de morirse.
Por ello, vale la pena hablar con nuestros jóvenes generación Y, obsesionados con el peso sobre el riesgo que tienen los excesos, en este caso… hasta el agua.
Trixia Valle
FB Trixia Valle
Twitter @trixia_valle
www.trixiavalle.com
 
 


8:02 Sindicato de Pemex rechaza cambiar contrato por pasivos laborales
7:29 En medio de conflictos inicia Liga de Ucrania, jugadores desertan...
7:27 Vaticano desmiente viajes del Papa a EU y México en 2015
7:18 A DT's mexicanos nos falta difusión y vendernos bien: 'Vasco' Aguirre
7:17 Releva Duarte a mandos de la Policía Intermunicipal Coatzacoalcos
7:12 Desarticulan banda de secuestradores en San Andrés Tuxtla
7:11 ¡Valdes podría llegar al Bayern! Guardiola lo quiere
7:06 Di María, a punto de salir del Madrid...
7:05 Segob ubica más de 3 mil colonias donde se origina la violencia
6:52 Diputados facultan al Gobierno federal para absorber pasivo laboral de Pemex y CFE