Veracruz | Tuxtepec | Baja California | Yucatán | Puebla | Sinaloa | Aguascalientes | Villahermosa Twitter xeunoticias xeunoticias  Facebook xeunoticias Facebook  Youtube xeunoticias Youtube
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Blogs
Blogs
martes 21 de agosto del 2018 7:27 AM, Veracruz, México.
escucha en vivo xeu
 
Portada / Últimos Blogs / Post
Pida, pida y vuelva a pedir

 30 may 2018
Por: Ramón de la Peña

Perfil del Autor

Ramón de la Peña

Semblanza
Ingeniero Químico de profesión. Trabajó en el TEC de Monterrey por 35 años. Es Rector Honorario Vit ...

+ Lee más de su perfil


Blogs Anteriores

¿Por qué no pedimos lo que queremos?, ¿por qué no pedimos un mejor trato, un aumento de sueldo, un mejor asiento, un abrazo, una revisión de examen, una explicación por algo que no entendimos en clase, por qué no pedimos que nos lleven un café a la cama, un permiso para faltar?, sí ¿por qué no pedimos lo que siempre hemos querido?

Estas preguntas me las hice hace ya tiempo y creo que siguen vigentes para poder definir un camino para tener una mejor vida.

Yo recuerdo muy vivamente cuando le pedí a mi esposa que fuese mi novia.  Yo sentía miedo, tenía un nudo en la garganta, me preguntaba continuamente ¿cómo le hago?, ¿me dirá que sí, o me dirá que no?, sentía que no era digno de ella.  Me decía ¿cómo un muchacho como yo –educado parcialmente en San Antonio de las Alazanas– puede aspirar a ser novio de ella?  Pero haciendo de tripas corazón, le pedí que fuese mi novia, y cual no sería mi sorpresa al escucharla decir que sí.  Qué buen ojo tuviste, le digo ahora, pero en aquel entonces recibí el regalo más extraordinario que podía pedir.

Según Canfield y Hansen hay cinco barreras que nos impiden pedir lo que queremos:

1.  Porque no sabemos qué queremos  y porque no sabemos cómo pedir.

2.  Porque fuimos educados a no pedir.  A las muchachas de mi edad ¿qué les recomendaban sus mamás?  No pidan y si te ofrecen, di que no –no vaya a ser que este muchacho tenga malas intenciones.

3.  Porque nos da miedo pedir.  No nos gusta dar la imagen de que no sabemos, no nos gusta dar la imagen de tontos y desde luego nos da miedo que nos digan que no.

4.  Porque pensamos que no somos dignos de recibir lo que queremos.

5.  Para mí la barrera más importante para pedir lo que queremos es el orgullo.  ¿Por qué no preguntas donde queda la calle Dos de Abril?  Nos pregunta nuestra esposa, ¿y qué hacemos nosotros? o aceleramos, o no contestamos, o decimos ¿a poco crees que no sé donde es? o primero muerto que perder estilo.  Como ven, por puro orgullo no preguntamos, por puro orgullo no pedimos lo que queremos.

El Factor Aladino es la recomendación que  Canfield y Hansen, nos hacen en su libro y en el los autores nos presentan la manera de transformarnos en un pediche profesional.  En alguien que está motivado a pedir, que sabe qué pedir y cómo hacerlo, que sabe a quién pedir y que pide, pide y vuelve a pedir.

La secuencia que proponen es muy sencilla:

1.  Motívese a pedir, dese cuenta que sí vale la pena pedir.  Empiece a pedir poquito, luego un poco más y más y más.   Recuerde que lo peor que puede pasar es que le digan que no.  Quien no pide no recibe, decía Gandhi.

2.  Defina qué va a pedir.  Pregúntese que le gustaría tener, defina su sueño claramente.

3.  Defina a quién le va  pedir lo que quiere.  A veces es muy obvio, a veces no tanto.  Si usted quiere recibir donativos para su programa de apoyo a la comunidad, tiene que seleccionar muy bien a quien pedirle.  Dicen los expertos que en este caso se requieren cuatro elementos:  primero, que tenga recursos económicos; segundo, que te conozca y te aprecie; tercero, que conozca y aprecie tu organización; y cuarto, que le impacte tu sueño, tu programa. 

4.  Pida, pida y vuelva a pedir.  Pero pídalo con convicción, con ganas de que  se lo den. Recuerde, da la misma vergüenza pedir un peso o un millón y si tiene uno que pasar por la vergüenza más vale que la petición valga la pena. 

Al final del libro de Canfield y Hansen, vienen una serie de recomendaciones interesantes para pedir en el hogar, en la escuela, en el trabajo, al mundo, a uno mismo o a un superior.  Léalas, de seguro obtendrá muchas respuestas no sólo en lo que respecta a cómo pedir sino también qué pedir. . . "Al menos una vez por semana dedícame tiempo ininterrumpido para que me escuches, quiero que vayas conmigo a misa, quiero que veas la telenovela conmigo y yo veré el juego de futbol contigo. . ."  Verá que se le prende la creatividad sobre qué pedir,  pero más que nada espero que se le prenda el deseo de pedir, pedir y volver a pedir.

 



7:18 Las peores etapas que no ha tocado vivir en Veracruz: 'Palmera' Rivas
7:05 Asalta con pistola de juguete y lo hieren con una de verdad
7:04 Mujer cae de un crucero en el mar Adriático y la rescatan 10 horas después
6:56 Volpi espera triunfo de Gallos sobre Pumas
6:48 Amanece dólar en 19.02 pesos a la venta en el aeropuerto de la CDMX
6:45 Deja 3 muertos enfrentamiento en Orizaba
6:44 Liga MX Femenil: Toluca remonta y vence a Xolos
6:43 Indios ganan a los Medias Rojas
6:41 Marineros hundió a los Astros
6:28 ¡'Negro' Santos y Pizarro encienden las redes con pelea!
6:17 Aparecen con vida 5 jóvenes que habían desaparecido en Tierra Blanca
6:13 Marco Estrada llega siete triunfos